Todavía hay esperanza ?

Noticias (ES) 8 de Nov de 2021 EN BR

El hombre tiene la capacidad de declarar la guerra a su propia especie, pero también tiene la capacidad de cambiar y ver al otro como parte de sí mismo, de ponerse en el lugar del otro, de sentir el dolor y la felicidad de los demás. Nos hemos vuelto tan individualistas que hemos olvidado nuestra verdadera esencia, una esencia que es profunda y designa la naturaleza del ser humano, la forma de pensar, sentir y actuar. Nuestra esencia es el conjunto de valores morales y éticos, algo que nos hace realmente humanos, que nos humaniza y nos diferencia de los animales. El individualismo sólo es necesario cuando reflexionamos sobre nosotros mismos y nos entendemos para poder hacer un cambio personal, porque nadie puede cambiar por nosotros, es una decisión que empieza por nosotros mismos. He aquí un gran problema contemporáneo, el ser individual no es el problema, el problema es la indiferencia hacia el otro, que nos hace personas aptas para el patrón capitalista donde el gran objetivo es la construcción de uno mismo para gobernar al otro.

El cambio es posible y se hace real a través de la autoconciencia y el autoconocimiento, para entender y comprender al otro necesitamos primero entendernos y comprendernos a nosotros mismos, cuestionarnos y a través de la autorreflexión encontrar respuestas a nuestras propias preguntas, saber reconocer nuestros defectos y virtudes y luchar por conseguir algún cambio real. Además, el cambio debe venir primero de nosotros mismos, porque cuando cambiamos el mundo cambia con nosotros. Si nos preguntamos qué nos hace ser tan individualistas, la respuesta sería sencilla, el ego. El egocentrismo está relacionado con el narcisismo y el egoísmo, y significa "yo en el centro", es decir, es una característica negativa del ser humano, presente en nosotros desde la infancia, su formación se da a partir de los 3 años, donde el "yo" siempre es lo primero; esta característica nos hace tener un deseo de ser mejor que el otro, y esto termina reflejándose en nuestras acciones y puede perjudicar a los demás pensando sólo en nuestro bienestar.

El individuo egocéntrico vive en un estado de miopía social, inmerso en un mundo de fantasía en el que todo gira a su alrededor, además, vive en un estado de ignorancia, ya que al juzgar sus propias opiniones y deseos siempre mejores y dogmáticos, desconoce nuevos puntos de vista, convirtiéndose así en prisionero de su propia ignorancia.   Una forma de empezar a cambiar esto es dejar de actuar como "yo" y empezar a actuar como "nosotros" o para "ellos", deconstruyendo entonces el pensamiento egocéntrico e individual, iniciando una forma de pensar y actuar totalmente nueva y consciente, centrada en el bien común. Independientemente de nuestras creencias, religiones, cultura, etnia... no estamos aquí para apuñalarnos unos a otros sino para contribuir a una ayuda simultánea.

La lucha contra el ego es una guerra interna y constante; la eliminación del ego es posible, sin embargo primero, a través de la autoinvestigación, es necesario identificar sus formas de manifestación, comprenderlas, y sólo entonces trabajar en su desintegración.  Por desgracia, vivimos en una sociedad extremadamente egocéntrica, pero hay algo que se puede cambiar, porque mientras uno de nosotros tenga esperanza en la humanidad, nada está perdido. Los seres humanos tenemos la capacidad de "autosuperarnos" siempre, sólo se necesitan tres conceptos básicos, voluntad, concentración y esfuerzo, de estas palabras surge la continuidad, y con la continuidad y un verdadero propósito podemos lograr cosas asombrosas provocando en nosotros y en la sociedad un despertar de la conciencia dando vuelta al juego en el tablero.

Por eso no hay que perder la esperanza en la humanidad, porque el propio concepto de humanidad vino a constituirse para mantener la armonía y hacer posible una sociedad en la que todos puedan convivir, por mucho que en este entorno social oscuro e individualista en el que el progreso es la búsqueda insaciable del hombre, pueda parecer malo, siempre el bien prevalecerá y eso es lo que debemos invertir y creer porque la esperanza es lo que nos mueve, la esperanza en la búsqueda de la felicidad plena, mientras tengamos esto como camino, las cosas pueden cambiar, así que nunca renuncies a tus sueños, y construye tu camino pensando en el otro porque todo lo que logramos está hecho en las relaciones con los demás.

Etiquetas

Etersec

EterSec es una célula Anonymous basada en acciones colectivas y en la diversidad. En la era de la información, no podemos aislarnos, debemos unirnos en la construcción colectiva de un futuro más libre

Great! You've successfully subscribed.
Great! Next, complete checkout for full access.
Welcome back! You've successfully signed in.
Success! Your account is fully activated, you now have access to all content.